Los alcaldes siguen asimilando la delegación hecha por el Gobierno para que decidan el semáforo que funcionará en sus cantones para volver a la normalidad, desde este 4 de mayo de 2020. Muchos tienen dudas sobre cómo lo van a hacer, pero la aceptaron. Algunos se reu­nieron ayer y otros lo harán esta semana en los Comités de Operaciones de Emergencia cantonales (COE). Otros ya tomaron decisiones, como seguir con el semáforo rojo, vigente por la emergencia del covid-19. Esta decisión no va al mismo ritmo que los planes del sector empresarial, de reactivar de forma urgente los negocios, ya que están listos con medidas de bioseguridad.

El hecho es que los 221 alcaldes ecuatorianos serán los responsables del destino de los habitantes de sus territorios, desde la siguiente semana. El Gobierno ampara esta delegación en la competencia de riesgos, que fue otorgada a los gobiernos municipales. Alexandra Ocles, titular del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, explica que esa competencia está estipulada en el artículo 140 del Código Orgánico de Organización Territorial (Cootad). Este se refiere a la gestión de riesgos y a las acciones de prevención, reacción, mitigación, reconstrucción y transferencia que deben tomarse para enfrentar amenazas.

El Gobierno tiene otra herramienta jurídica: el estado de excepción. El presidente Lenín Moreno tiene toda la facultad de hacer la delegación. El constitucionalista Juan Francisco Guerrero comenta que el Presidente de la República puede hacer la delegación con una expedición, modificación o alcance del Decreto 1017 del estado de excepción del 16 de marzo. Guerrero destaca el aval que dio la Corte Constitucional al decreto, cuando se delega el manejo de la crisis al COE nacional. En ese contexto, el jurista ve factible esta delegación, pero se tiene que hacer en esta semana, para que los alcaldes tengan legitimidad. Otro constitucionalista, Jorge Benavides, también considera factible esta delegación. Para él, la principal discusión es la asignación de recursos para que los municipios asuman esa competencia.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, explicó ayer que se ampliará el decreto del estado de excepción y se añadirán disposiciones, como la delegación a los ayuntamientos. Ella habla de recurrir al concepto de las competencias concurrentes o de corresponsabilidad para pasar a la etapa del distanciamiento social, tras 49 días de cuarentena. También señala que se hará un acompañamiento a los municipios pequeños, que son mayoría (más de 150). A siete días de aplicar la nueva etapa, el COE de Morona decidió ubicar al cantón en la categoría de semáforo rojo. Tras una hora y media de debate, los integrantes resolvieron mantener por unanimidad las restricciones en la movilización hasta el 11 de mayo, explica el alcalde de Morona, Franklin Galarza. También activaron las mesas técnicas para coordinar las acciones para reducir del riesgo y así tomar la decisión de cambiar o mantener el semáforo.

En Chimborazo, el alcalde de Riobamba, Napoleón Cadena, declaró: “Asumimos la delegación del Gobierno con responsabilidad”. Informó que tras analizar la situación de la ciudad se resolvió señalizar a Riobamba en rojo, lo que implica que continúa el aislamiento. En igual postura están el vicepresidente de la Asociación de Municipalidades del Ecuador y alcalde de Latacunga, Byron Cárdenas, y el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios. Ambas ciudades se mantendrán en rojo. Cárdenas pide al Gobierno la entrega a los alcaldes de información oportuna, actualizada y fidedigna de la situación. Palacios dice que pasar del confinamiento al distanciamiento implica saber cifras reales de contagiados, pruebas hechas, muestras disponibles, fallecidos y capacidad hospitalaria.

El alcalde de Santo Domingo, Wilson Erazo, afirma que el comercio y el distanciamiento social no se activarán por dos semanas. El COE decidió ayer que no se saldrá de la cuarentena hasta que no se haya testeado al 10% de la población provincial, que es de 500 000. En Ambato, el Municipio enviará a los representantes de la Junta Cívica de la ciudad el plan de reactivación económica, social y cultural en esta semana. Los empresarios, productores, emprendedores y campesinos conocerán los lineamientos con los que la urbe retornará a las actividades. El alcalde de Tulcán, Cristian Benavides, informó que empezó un proceso de consultas a la ciudadanía, juntas parroquiales, concejales, entre otros, para tomar una determinación. El COE de Ibarra se reunirá hoy para hacer un análisis. La alcaldesa Andrea Scacco, señaló -a través de sus redes sociales- que analizarán técnicamente el cambio de semáforo, pero anticipó que por lo pronto continuará en rojo. En Manabí, los municipios están reunidos para verificar los recursos económicos para atender la emergencia y actualizar la base de datos sobre el covid-19. De esas reu­niones saldrán las propuestas que se debatirán hoy y mañana en los COE cantonales y posteriormente en el provincial.La idea es que todos los planes de semaforización de los cantones tengan concordancia entre sí.

Fuente: Diario El Comercio

Facebook Comentarios

Leave a Comment

Síguenos

Redes Sociales

Masharos INC © 2020. All rights reserved.