Pedro Pablo Perlaza se consagró campeón nacional en la tercera oportunidad que tuvo Delfín. Pasó por Emelec categoría Sub-20, Juventus (de Esmeraldas), Rocafuerte, América de Quito, Patria, Esmeraldas Petrolero, Deportivo Quevedo, Macará, Liga de Portoviejo, y Colón, antes de vincularse al equipo de la ciudad de Manta.

«Vendía jugo de naranja, lustraba zapatos, cortaba pelo; pero nunca quise aprender cosas malas. Yo no tenía pupos para jugar.

Mis otros compañeros tenían, pero yo llegaba a la cancha, y el que se quedaba fuera tenía que prestarme sus pupos porque el profe siempre me tenía en su once.

Cuando no había (dinero) para el pasaje, allá en Esmeraldas era fijo (subirse al balde de) la camioneta y llegaba como sea», contó sin tapujos el futbolista esmeraldeño en una entrevista al canal TC, luego de los festejos del título.

Dice que para cumplir un sueño, sea el de convertirse en futbolista profesional o cualquier otro, «nunca hay excusas». Él no se dio por vencido y hoy dice sentirse afortunado.

Según el exdirector de comunicación de Delfín, Pedro Pablo le cortaba el cabello a sus compañeros del equipo para «ganar unos cuantos dólares extras», y «no se avergonzaba».

Lo hizo durante la pretemporada que el club realizaba en Montevideo, Uruguay, a inicios del 2018, cuando entonces él era considerado suplente y no era muy reconocido en el medio.

El mismo club dio a conocer en el 2017 la faceta de su jugador publicando un reportaje en YouTube sobre la actividad de «barbero» que realizaba luego de los entrenamientos.

«Empezó practicando en su cabellera, y cuando sus amigos descubrieron sus dotes no dudaron en hacerse cortar el cabello de manos de él. La lisa (sobrenombre) lleva sus materiales de barbería a los entrenamientos».

Facebook Comentarios

Leave a Comment

Síguenos

Redes Sociales

Masharos INC © 2020. All rights reserved.